MENTALIDAD GANADORA

MENTALIDAD GANADORA

Un buen BUSINESS PLAN es la base, el PLAN DE VENTAS es clave para articular tu idea de negocio pero lo que sin duda marcará la diferencia entre las que lo intentan y las que lo consiguen es la mentalidad ganadora.

No sé tú pero yo de pequeña quería ser mil cosas: bailarina, escritora, periodista, conductora de fórmula 1… Jamás se me pasó por la cabeza decirle a mi madre: MAMA, VOY A SER EMPRENDEDORA.

A pesar de tener una maravillosa madre empresaria, una mujer muy fuerte y valiente a la que admiro mucho, todavía recuerdo el día en que le dije que quería montar mi propio negocio. ¿Te has vuelto loca? Me contestó… Por aquel entonces yo estaba en un momento dulce a nivel de condiciones profesionales, trabajando de expatriada en Latinoamérica. No le gustó la idea y me insistió durante más de 6 meses para que me replanteara mi decisión.

Hoy en día, a pesar de que tenemos las mismas oportunidades para estudiar, entrar en el mercado laboral, prosperar, emprender, pedir financiación para nuestros proyectos y ser todo lo ambiciosas que queramos sigue existiendo una barrera mental propia que nos impide ganar velocidad en nuestros proyectos, acelerar resultados e incrementar nuestra participación a todos los niveles.

Basta revisar los datos sobre el porcentaje de mujeres ingenieras, emprendedoras, buscando financiación, inversoras… Observo los coworkings y faltan emprendedoras. Acudo a ver rondas de inversión y faltan fundadoras. Acudo a los foros y apenas hay inversoras.

Existen diferencias y las primeras responsables somos nosotras mismas.

Por otro lado, todas las emprendedoras que conozco tienen un pasado profesional del que se sienten orgullosas.  Esa sensación de orgullo y realización es determinante a la hora de decidir trabajar en tu propio proyecto. Además no es una cuestión de años de experiencia. Afortunadamente cada vez hay mujeres más mujeres jóvenes emprendiendo antes de los 25 años.

La principal causa por la que emprendes es que consideras que eres lo suficientemente válida para tomar las riendas de tu carrera profesional.  Por supuesto, buscas libertad, propósito y estilo de vida y no quieres jefe.

A nivel de mentalidad hay mucho trabajo por hacer y ojo que he dicho “hacer” no pensar.

10 mandamientos para potenciar tu MENTALIDAD GANADORA

CREERÁS EN TI  – PORQUE ERES UNA VALIENTE Y YA HAS GANADO OTRAS VECES.

Piénsalo, ¿qué te llevó a emprender? ¿Qué fue lo que te dio el coraje y el valor para querer tomar las riendas de tu futuro profesional? ¿Qué gran logro profesional o personal de modo consciente te ha dado el respaldo para tomar esta decisión?  ¿Dónde trabajabas antes? ¿En qué país? ¿Qué hiciste?

Te invito a que lo escribas con detalle y lo dejes cerca y visible para esos días en lo que nuestra parte emocional es como una “montaña rusa”.

Mira a esa parte de ti como una referencia, un ejemplo. Esa mujer, ¿qué palabras dice? ¿Qué postura? ¿Con qué energía? Esa eres tú. Esa valiente eres tú.

 

CREERÁS EN TU IDEA Y HARÁS QUE OCURRA.

Puedes tener varias ideas de negocio que analizar. Hazlo. Analiza, decide y desarrolla. La parte más importante es que te concentres en hacer que ocurra porque cuanto antes lo ejecutes, implementes, mejor. El 20% es pensar y el 80% es  implementar. Encontrarás las prioridades, la inspiración, las respuestas, las soluciones, trabajando.

 

TE ATREVERÁS Y DEJARÁS DE JUGAR PEQUEÑO.

Cada una de nosotras tiene lo que yo llamo el gran desafío. Es una acción que sabemos que marcará la diferencia en nuestro negocio o proyecto pero que retrasamos por miedo al fracaso, a la exposición, la inseguridad y un largo etcétera.

Puede ser una reunión, un email,  un pitch, cambiar de coworking, despedir a alguien por primera vez, proponer un negocio, pivotar,  una ronda, un startup weekend, una llamada, hacer vídeos (ésta me la dedico), avanzar con el libro, pedir ayuda.

Tengo una frase para estas ocasiones: “Si huele a miedo, es el camino”.

Y tengo otra de Marianne Williamson que es muy inspiradora ( no te la traduzco porque pierde esencia y además tú hablas inglés): Your playing small do not serve the world

 

SÉRÁS TÚ MEJOR AMIGA, EN LO BUENOS Y  EN LO MALO.

Quererse cuando todo va bien es fácil. Quererse en momento de desafíos es un reto. Nos equivocamos. Podemos tardar en hacer las cosas, en tomar decisiones. Podemos complicar las cosas y tener la sensación de que nos ahogamos sin razones,  por miedo e inseguridad. NO PASA NADA. Las imperfecciones forman parte de ti y tienes que aprender a hacer dos cosas:

  • Aprende a quererlas: Perdónate por no saberlo todo y no hacer las cosas bien a la primera. No te eches la bronca, perdónate, date un par de mimos y coge fuerzas cuanto antes para continuar.
  • Aprende a ponerles límites y reducir tiempos: puedes equivocarte, meter la pata, perdonarte pero aprende a fallar rápido, cada vez más rápido.  Este consejo me lo dio Lavin Luis en su entrevista y me parece brillante.

 

TE RODEARÁS DE LAS PERSONAS ADECUADAS.

No nos engañemos, cambias tus amistades en el camino. Dejas atrás a determinadas personas para unirte a otras que están más alineadas a tu momento y desafíos actuales. Ocurre en la universidad, en el trabajo, en nuestras vidas personales. Cuando emprendes es mejor que te rodees cuanto antes de otras personas, mujeres y hombres, como tú.

Elimina de tu círculo la gente tóxica. Las personas que van de víctimas, quejicas, derrotistas, conformistas. Todos aquellos que se concentran en problemas en lugar de soluciones. No tienes tiempo para esto.

 

PENSARÁS SIEMPRE EN POSITIVO.

En general estás programada para ver el vaso medio vacío y ser muy impaciente. Si fueras una gestora de riesgos analizando tu propio proyecto ya habrías sido capaz de ver 80 escenarios negativos con todas las consecuencias posibles.

Frases como: ¿Por qué lo voy a hacer si no saldrá bien? Seguro que me dicen que no. Va a pensar que soy idiota. Me da vergüenza. Otra vez pasar por esto. Total, no saldrá. Voy a volver a pagar, si ya sé que no funciona.

Primero sé consciente de que es así. De que el 80% de las veces no confías en que las cosas salgan bien y después entrénate. Práctica imaginándote el lado bueno. Yo no tengo garantía de que vaya a salir bien o mal,  pero si te garantizo que si piensas en negativo, actúas poco o lento. Mientras que si piensas en positivo el número de acciones para alcanzar tu objetivo se multiplica exponencialmente y así tus oportunidades de éxito.

 

PENSARÁS EN GRANDE.

Si quieres avanzar rápido necesitas de una visión a largo de tu empresa y de ti misma como profesional para que las decisiones a corto sean más fáciles de tomar.

Todas las emprendedoras de éxito que conozco tienen una visión a largo de sus negocios. Eso no quiere decir que la realidad sea 100% lo que te imaginas hoy pero te garantiza que tienes una dirección para tomar decisiones.

Es como subirse a un barco sin haber puesto rumbo. Cualquier tarea será mucho más complicada, así que piensa a largo y en grande. Sé ambiciosa. Nadie lo hará por ti.

 

SERÁS PROTAGONISTA NUNCA VÍCTIMA.

Cuando digo protagonista me refiero a que te toca “subirte las mangas”, actuar y concentrarte en vender. Vender tu idea y vender tu producto/servicio. Cuanto más vendas más fácil será vender tu idea delante de cualquiera.

Cuanto antes te focalices en vender mayor es el riesgo de que triunfes. Despersonaliza los resultados y ocúpate en mejorarlos probando diferentes formas.

Haz tu PLAN DE VENTAS, trabaja y garantiza resultados.

 

APRENDERÁS A PERDER PARA GANAR.

Dejarás atrás la estabilidad, la seguridad, la certidumbre y la estructura conocida y tendrás que hacer determinados sacrificios  para trabajar sin garantías, hasta que hagas funcionar tu primera empresa o línea de negocio, consigas resultados, flexibilidad, propósito y el estilo de vida que estabas buscando y te prepares para la siguiente lección. ; )

 

TE DIVERTIRÁS.

¿Cuándo fue la última vez que te divertiste en tu trabajo? ¿Y si consigues darle un toque lúdico o de humor? Nadie te ha colocado una pistola en la cabeza para elegir este sector, modelo de negocio, etc. Lo has elegido y lo eliges tú cada día, entonces, habrá varias cosas que te gusten y te hagan feliz, ¿no? Pues diviértete, haz un esfuerzo por pasártelo bien. Si te diviertes un poco más cada día con tu empresa, con tu equipo, aprenderás a relativizar y recordar lo que es importante. Te tomarás las cosas de la mejor manera posible a fin de avanzar a gusto y de manera más creativa y serás más rápida.

El humor es una forma de procesar información y devolver respuestas con el objetivo de generar sensaciones positivas con rapidez.

En resumen, te dejo los 10 mandamientos para una mente ganadora:

  • Creerás en ti.
  • Creerás en tu idea.
  • Te atreverás.
  • Serás tú mejor amiga.
  • Estarás bien rodeada.
  • Pensarás en positiva
  • Pensarás en grande.
  • Serás protagonista.
  • Aprenderás a perder para ganar.
  • Te divertirás.

 

Si quieres saber más y ejercitarte más, te veo en el FEMALE ENTREPRENEUR PROGRAM, el programa de formación para mujeres emprendedoras.

2018-10-04T12:07:35+00:00